Pastoral

 Comenzamos un curso que nada tiene que ver con el comienzo de otros. Después de este tiempo donde todo ha cambiado, donde hemos aprendido a comunicarnos, a vivir, a hacer tantas cosas de otro modo, donde han pasado tantas cosas, tantos rostros y tantos sentimientos por nuestro corazón, donde hemos hablado de volver a lo esencial, de reinventarnos, de pensar cómo hacer las cosas, donde nos hemos dado cuenta de que había tanto por escuchar y tanto por discernir…. Nos metemos de lleno en un tiempo que nos llama a tener mente abierta, corazón abierto, voluntad abierta… para acoger, para acompañar, para sanar, para mirar más allá y más hondo, para reflexionar y repensar la vida con criterios desde los valores que nos sustentan, esos que nunca debemos perder… Nos espera un curso donde será importante pensar con flexibilidad la vida, donde será importante actuar para construir Reino siendo capaces de mirar desde diferentes perspectivas, dialogando, haciéndonos preguntas, con una visión crítica de la realidad que sume, que busque que construya desde el Evangelio y sus valores. Y para eso hay que atreverse a pensar y a hacerlo desde el corazón, hay que atreverse porque cuando pensamos y sentimos al modo de Jesús, pasan cosas y la vida se nos mueve.

  El lema de este curso es “Atrévete a pensar-sentir”…

 En el lema aparece en rojo la palabra “pensar” porque queremos crecer en un pensamiento que, como decíamos arriba nos vaya haciendo capaces de mirar desde diferentes perspectivas.

“Sentir”, porque queremos crecer en un pensamiento que tenga sus raíces y esté conectado con el corazón.

Atrévete”… Porque pensar y hacerlo con el corazón requiere de valentía, de voluntad…Hay que atreverse porque cuando pensamos y sentimos al modo de Jesús, pasan cosas y la vida se nos mueve. Si nos atrevemos a sentir del todo y a pensar al fondo, la vida nos va a llamar a comprometernos, a comprometer nuestras manos con toda seguridad…

Así, en el cartel de este curso, vemos el corazón que es la puerta de entrada, el interruptor fiable de un pensar que nace del latido del corazón del mundo, del Corazón de Dios.

Hay una mano “pulsando” el corazón, y es que, ése ha de ser nuestro modo de acercarnos…¿Con qué preguntas, imágenes, acciones, conversaciones, gestos de cercanía y servicio vamos a tocar el corazón de las personas con las que vamos a compartir la vida este curso 20-21? ¿Cómo vamos a dejar que las preguntas de Jesús “pulsen” nuestro corazón también?

En la imagen, hay un hilo, un hilo que conecta el corazón y el cerebro, el corazón y la razón, un hilo que simula una interrogación, porque vivimos con sentido crítico cuando dejamos que el corazón nos formule preguntas, y entonces nos hacemos buscadores, exploradores de la realidad… Y es entonces cuando se nos ordena el pensamiento (cerebro) y salta en nosotros la explosión de colores que vemos en el cartel y que es el don de la creatividad, del pensamiento propio, del color de cada uno; del pensamiento con otros (la mezcla de colores)…

Es ese triple movimiento el que nos ayudará a hacer vida este lema que nos impulsa….»atrévete a pensar-sentir».

dejamos que el corazón nos formule preguntas, y entonces nos hacemos buscadores, exploradores de la realidad… Y es entonces cuando se nos ordena el pensamiento (cerebro) y salta en nosotros la explosión de colores que vemos en el cartel y que es el don de la creatividad, del pensamiento propio, del color de cada uno; del pensamiento con otros (la mezcla de colores)…

Es ese triple movimiento el que nos ayudará a hacer vida este lema que nos impulsa….»atrévete a pensar-sentir»

dipticoEXTERIOR c
dipticoINTERIOR c
dipticoInterioridad1
dipticoInterioridad2

Información de contacto:

Colegio Sagrado Corazón Godella
Plaza Santa Magdalena Sofía, nº 1.
46110 Godella.

Tel. 96 363 81 50

Email: [email protected]